Lo mejor es que prepares todo el día antes. A última hora siempre es más fácil que olvidemos algo con los nervios o que el papel más importante no aparezca.


Si tu hijo ha sido operado o tratado por alguna enfermedad previamente lo normal es que los médicos que le van a tratar ya lo sepan pero si tienes algún informe que resuma su situación lleva una copia (deja el original en casa ya que es muy fácil perder u olvidar estos papeles en el hospital).


Si es alérgico a algo y tienes algún informe donde lo refleje nunca está de más llevarlo también, además de recordarlo al ingreso a las enfermeras o al médico anestesista.

Ducha: antes de ir al hospital dale una ducha normal. Mejor no apliques crema después por si hay que colocar esparadrapos, electrodos…que se adhieran sin dificultad.

Pelo:si tu hijo tiene el pelo largo lo mejor es que se lo recojas en una coleta con un elástico que no lleve nada metálico. Intentamos que en el quirófano haya los menos elementos contaminantes posibles y el pelo es uno de ellos.

Esmalte de uñas: impide la medición de oxígeno en sangre mediante dispositivos que colocamos en la punta de un dedo. Durante toda la cirugía se estará midiendo este parámetro. Retíraselo antes de ir al hospital si fuese el caso.

Joyas: Retira antes de ir al hospital cualquier pendiente, pulsera, anillo, piercing o elemento metálico… que puede interferir con los aparatos eléctricos del quirófano.

Brackets: Si tu hijo lleva brackets en los dientes estos no interfieren pero si lleva un aparato que se quita entonces retíraselo.


El objetivo es ayudarle a sentirse cómodo, seguro y entretenido durante su estancia en el hospital.

Cirpemi Cirugía Pediátrica © 2014 - info@cirugiapediatrica.es - Tfno 91 376 70 40 - Madrid - España - Diseño Web TaLLo