De nuevo, depende de la zona de la herida y de las características individuales de cicatrización de cada uno pero hay una serie de consejos generales para las cicatrices:


Evitar la exposición solar al menos durante el primer año.


Si acude a la piscina o playa es aconsejable taparle la herida con el bañador o camiseta (dependiendo del tipo de herida) e igualmente aplicar crema de protección solar.


Masajear la cicatriz con vaselina o Aceite de Rosa de Mosqueta de forma diaria.


Empezar cuando ya esté bien seca y hacerlo durante los primeros meses, estirándola y pellizcándola suavemente para ayudar a que sea elástica. El secreto está en ser constante. Si hay tendencia natural a la formación de queloides o de cicatrices hipertróficas es recomendable los masajes con el Aceite de Rosa de Mosqueta antes mencionado aplicando presión sobre la cicatriz, pero también hay parches de venta en farmacias que se colocan sobre la cicatriz para evitar o disminuir estas complicaciones. Pregúntanos si éste es el caso de tu hijo.




Hemos tratado de exponer aquí los pasos principales de la experiencia de una cirugía pero si aún te quedan dudas puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra web www.cirugiapediatrica.es

En el email consulta@cirugiapediatrica.es

O el teléfono 91 376 70 40


Nuestra experiencia a tu servicio

Fin
Cirpemi Cirugía Pediátrica © 2014 - info@cirugiapediatrica.es - Tfno 91 376 70 40 - Madrid - España - Diseño Web TaLLo