Como hemos dicho antes depende de la cirugía, del estado de cada niño y de las molestias que presente. En general, es recomendable que el niño no acuda al colegio durante la semana de la intervención. Posteriormente puede ir al colegio siendo recomendable informar a las personas responsables de él.


Recomendamos que no inicien las actividades deportivas hasta que el niño no esté completamente asintomático. Habitualmente unas 3 semanas después de la cirugía.


Así mismo, aconsejamos evitar la piscina, hasta que la herida esté completamente cicatrizada (2- 3 semanas), ya que éste irrita muy fácilmente cualquier tipo de herida.


En el caso de la playa pueden comenzarse antes los baños (10-15 días desde la cirugía), iniciándolos en cortos espacios y observando si se produce alguna irritación. El agua de mar ayuda a la cicatrización de las heridas por lo que no suelen producirse problemas.

Cirpemi Cirugía Pediátrica © 2014 - info@cirugiapediatrica.es - Tfno 91 376 70 40 - Madrid - España - Diseño Web TaLLo